Consiste en aplicar determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados que actúan de forma muy eficaz en nuestro sistema linfático.
Diseñada para aumentar la circulación sanguínea y el flujo linfático, la presoterapia mejora el aclaramiento del líquido extracelular, reduce la hinchazón, inflamación y los edemas, alivia la fatiga de las piernas y mejora el flujo de oxígeno a través de todo el cuerpo.
La presión de la piel y la estimulación profunda pueden ayudar a promover un flujo sanguíneo adecuado. Si la sangre fluye correctamente a través del cuerpo es posible prevenir la hinchazón de los tejidos internos del cuerpo, asegurando que están expuestos a tanto oxígeno como les es posible. Recibir suficiente oxígeno puede ayudar a restaurar los tejidos dañados y hacer que la piel se sienta más tersa y evitar que la piel quede floja o suelta.
El tratamiento de presoterapia  ballancer se suministra a través de cobertores o botas especiales para la presoterapia  que recubren las piernas, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial.
A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así a la eliminación de los líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las varices.

Duración: 25 minutos